El crumble es un postre típico ingles de muy rápida y fácil preparación. Consiste en una base de frutas que va cubierta de una capa de harina en forma de migas. Nació en los duros años de post guerra donde había que que racionalizar los alimentos y agudizar el ingenio al momento de cocinar. Tiene un cierto parecido a las tradicionales “migas” españolas. En esta oportunidad te presentamos una versión mas nutritiva y saludable donde reemplazamos la harina por avena.

Foto: Christian Toledo

Este crumble de manzanas es una manera ideal de acompañar un desayuno simple y barato o de improvisar un postre cuando llegan esas visitas inesperadas. Espero que lo disfruten!

Receta para 8 personas

Ingredientes:
2 manzana rojas
1/2 taza de copos de avena
1 cucharadita nuez moscada
1 cucharadita canela en polvo
1 cucharadita clavo en polvo
4 cucharadas de sirope o azúcar rubia
1/4 taza de uvas pasas
150 grs de  nueces molidas
zumo de 1/2 de limón.

Preparación:
Cortamos las manzanas en cuadritos, las colocamos en un molde para horno, le agregamos el zumo de limón, la nuez moscada, la canela, las nueces, las pasas y revolvemos. En un plato colocamos la avena y el sirope o azúcar rubia y mezclamos con un tenedor. Con esta mezcla cubrimos nuestras manzanas. Llevamos al horno y cocinamos por unos 20 minutos a 180º, cuidando que no se nos queme la cobertura. Al momento de servir se puede acompañar de yogurt, helado o nata vegetal.