kale en inglés o “col verde”, “col crespa” o “berza” en español. Es de la familia del brócoli, la coliflor y de las coles de Bruselas. Dependiendo del tipo sus hojas pueden ser verdes o púrpuras, y también ser lisas u onduladas, tiene un tallo duro y fibroso. Su nombre científico es Brassica oleracea y es originaria de Asia menor, de donde llegó a Europa. Actualmente se cultiva ampliamente en todo el Viejo Continente, Japón y Estados Unidos.

12512526_940330672682750_6253167088139828981_n934167_940330196016131_7822011530129315995_n

Es uno de los vegetales más antiguos del mundo y está de moda. Veamos el por qué se ha convertido en el rey de los súper alimentos.

El kale o col rizada es uno de los vegetales más ricos en nutrientes en el planeta. Alta en fibra, antioxidantes y excelente fuente de aminoácidos esenciales. Una porción de 100 gramos de kale contiene:
512 por ciento de la DDR de A.
700 por ciento de la DDR de vitamina K
200 por ciento de la DDR de vitamina C.
Además es abundante en hierro, fósforo, omega 3, ácidos grasos, potasio, fibra y cobre.

Por si esto fuera poco, el kale contiene una mayor cantidad de calcio que los lácteos y este es más fácil de absorber para el organismo; además es una rica fuente de magnesio, mineral necesario para absorber el calcio.
Al momento de comprarla las hojas tienen que estar firmes y tener un color verde intenso. Se guarda hasta por una semana en el refrigerador.

La manera más popular en que es utilizado el Kale es para preparar batidos verdes porque de esta forma conserva todas sus propiedades intactas, sin embargo, hay muchísimas deliciosas recetas donde podremos utilizar este vegetal.

Chips de kale
Ingredientes:
Un manojo de kale
2 cucharadas aceite de oliva
sal marina
pimienta a gusto

Preparación en horno:
Lavamos muy bien el kale, sacamos el tallo, lo colocamos en un fuente, agregamos el aceite, sal, pimienta, revolvemos y dejamos en reposo unos 15 minutos. Calentamos el horno a 200º colocamos la kale en la lata del horno con papel para hornear. Horneamos por 15 minutos a temperatura baja dando vuelta a los 7 minutos.

Preparación en deshidratador:
Ponemos el kale, en una sola capa, sobre las bandejas del deshidratador y deshidratamos a 45º durante aproximadamente 12 horas.

Foto: Christian Toledo

Foto: Christian Toledo

Foto: Christian Toledo

Foto: Christian Toledo

Sopa de kale con manzana
Ingredientes:
500grs kale
1 manzana verde
½ cebolla
1lt agua
2 cucharadas aceite oliva
limón
sal
pimienta gusto.

Preparación:
Cortamos la cebolla en cubos pequeños. A continuación la colocamos en una cacerola y la rehogamos en aceite. Agregamos el kale cortado en trozos pequeños. Doramos por un par de minutos. Añadimos la manzana en cubos. Agregamos el agua y dejamos hervir hasta que la manzana este blanda. Trituramos la sopa con la minipimer. Salpimentamos y agregamos la ralladura de limón al momento de servir.

Foto: Christian Toledo

Foto: Christian Toledo

Pesto de kale
Ingredientes:
1 taza kale (sin tallo)
½ taza aceite oliva
20 grs de nueces (o maní)
½ diente de ajo
sal
pimienta

Preparación:
En frasco de boca ancha colocamos el kale, aceite, ajo y las nueces previamente tostadas. Trituramos con la minipimer hasta formar una pasta homogénea. Agregamos la sal y pimienta a gusto.
Nota: El pesto se utiliza para condimentar todo tipo de pastas. También queda muy bien como aderezo en ensaladas.

Foto: Christian Toledo

Foto: Christian Toledo

Foto: Christian Toledo

Foto: Christian Toledo