” El mejor alimento de origen vegetal” lo han calificado los expertos en nutrición, pero ademas el amaranto es un cereal muy atractivo porque es tremendamente versátil y muy fácil de preparar. Sus granos se cocinan como el arroz, pero ademas podemos consumirlo en forma de harina y sus hojas pueden ser una deliciosa y nutritiva ensalada. En este caso, lo hemos utilizado como relleno para unos sabrosos calabacines al horno. Esperamos que disfruten la receta tanto como nosotros!

Calabacines rellenos con amaranto
receta para 6 personas

ingredientes:
¼ amaranto
2 cucharadas aceite
1 cucharadita ajo en polvo
1 cebolla en puma
3 calabacines medianos (zapallitos italianos o zucchinis en algunos paises)
250 grs tomate cherry
sal, tomillo, pimienta, orégano a gusto

Cocemos en una olla el amaranto con agua fría a fuego medio (2 dedos agua sobre el amaranto). Agregamos la sal y los condimentos, revolemos. Una vez que hierva, bajamos el fuego y cocinamos por uno 15 – 20 minutos. Cuando haya absorbido toda el agua estará listo.
En una sartén salteamos la cebolla picada y agregamos los tomates cherry. Cuando ambos estén dorados los incorporamos al amaranto. Revolvemos y reservamos.
Lavamos muy bien los calabacines y lo cortamos en trozos de unos 10 centímetros de alto. A continuación los ahuecamos y lo colocamos en una bandeja de horno. Sazonamos con un chorrito de aceite, pimienta, ajo en polvo y comino y cocinamos a 180º por 10 minutos. Pasado este tiempo, los retiramos del horno para proceder a rellenarlos con el amaranto. Volvemos a cocinarnos en el horno por unos 10 minutos más. Al momento de servirlos le agregamos un chorrito de aceite de oliva y una pizca de romero.

El amaranto se puede consumir en el desayuno, es ideal para el invierno y por sus propiedades, para combatir la anemia, calambres y diabetes por su alto contenido de fibra, proteína, vitaminas y minerales. Es una buena alternativa a las pastas y arroz.